DENUNCIAS DE CORRUPCIÓN GOLPEAN Y DEJAN EN EL LIMBO A DOS ALCALDÍAS

 

Las denuncias de corrupción contra los alcaldes de Cochabamba, José María Leyes, y de Oruro, Edgar Bazán, golpearon y dejaron en el limbo la administración de los dos municipios, aseguraron concejales. Para hoy se tiene previsto elegir nuevas autoridades en diferentes sesiones.

Leyes guarda detención preventiva en la cárcel de San Antonio por el caso Mochilas II (por el Mochilas I fue beneficiado con una acción de libertad). El burgomaestre se dio modos para trabajar desde el penal, ya que delegó tareas a su secretario general, Óscar Mercado.

“Es totalmente humillante para Cochabamba está situación, es inviable”, dijo la concejala Rocío Molina a Página Siete, quien destapó el caso Mochilas I.

La autoridad dijo que la Ley 482 de Gobiernos Autónomos Municipales establece que una autoridad edil, alcalde o concejal, no puede gobernar desde la cárcel. “En el marco de la Constitución (Política del Estado) se establece que en ausencia de una autoridad, se debe elegir a un suplente”, sostuvo.

En el primer caso se acusa a Leyes de la compra de 93.000 mochilas chinas con sobreprecio; en el segundo, se observa la adquisición de 91.000 mochilas con la misma presunta irregularidad.

 

PÁGINA SIETE

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *