DÁVILA DICE QUE MESA ES UNA BUENA PERSONA PERO UN POLÍTICO SIN AGALLAS: “FUE ADOPTANDO UNA POSICIÓN MUY TIBIA, DE MUCHA DEBILIDAD E INDECISIÓN POLÍTICA”

 

 

El ex presidente Carlos Mesa es una buena persona, pero como político no tiene el coraje de asumir las medidas necesarias para defender los intereses de la patria, manifestó la ex ministra de Comunicación y gerente ejecutiva de la Empresa Pública Editorial del Estado, Amanda Dávila.

“Creo que Carlos Mesa es una buena persona, una persona muy interesante, como persona, pero como político yo creo que es un político que no tiene las agallas, la lucidez y coraje que hay que tener para enfrentarse a las transnacionales, a las empresas que van en contra de los intereses del país”, indicó.

El pasado martes Dávila escribió, en su cuenta de tuiter, que Mesa no debería ser sentenciado por el caso Quiborax, debido a que su gestión de gobierno expulsó a una empresa “mafiosa chilena” y con esta medida actuó en beneficio del país.

En tal sentido, la ex autoridad del Ejecutivo dijo que esta acción fue la única medida que el ex mandatario llevó adelante para recuperar los recursos del país, pero luego de esta medida “adoptó una posición muy tibia”, con respecto a las compañías extranjeras.

“(Mesa) cambió de posición y fue adoptando una posición muy tibia, de mucha debilidad, indecisión política que (asumió) con varias amenazas de renuncia, que tenía permanentemente, y por otra parte también a veces responsabilizando a otros por acciones que él había cometido, por decisiones que no había tomado a tiempo, también”, señaló.

Al respecto, enfatizó que el ex mandatario con las determinaciones que asumió, cuando fue presidente del país, demostró que es una persona muy distinta en el ámbito político y otra en su quehacer cotidiano.