COLEGIOS DE ARGENTINA SUSPENDEN LAS CALIFICACIONES Y PREPARAN UN RETORNO A CLASES ‘ESCALONADO’

El Consejo Federal de Educación (CFE) de Argentina se reunirá este viernes para confirmar lo que ha sido consensuado con las 24 jurisdicciones educativas, que el primer bimestre escolar no tendrá calificaciones individuales, mientras se avanza en un protocolo para volver a clases en forma «escalonada», en principio desde agosto, con la mitad de los alumnos de la escuela cada día.

El Gobierno suspendió las clases presenciales el 16 de marzo ante el avance del nuevo coronavirus en el país, y aunque impulsó el vínculo virtual entre docentes y alumnos, al menos el 42% de los estudiantes del país no estaban en condiciones de seguir el año escolar por la imposibilidad de contar con las herramientas y la conectividad necesarias, lo que incidió para que se decida no calificar, reportó el diario La Nación.

Clarín informó que desde el Gobierno trabajan en la idea de que los alumnos no sean calificados hasta que vuelvan las clases presenciales ni con una nota numérica ni con ninguna otra escala que implique un insumo para acreditar los aprendizajes. 

En su lugar, buscan que haya una “evaluación formativa”, que registre las interacciones que tuvieron los estudiantes con los docentes en la educación a distancia, los avances de los alumnos, así como una devolución acerca de las capacidades que tiene el nuevo sistema para lograr aprendizajes y para lograr una autoevaluación por parte de los estudiantes.

“En Argentina, volver con absoluta normalidad a las clases en todos los niveles implicaría movilizar a casi 15 millones de personas por día. Obviamente, esto abriría una posibilidad de contagio muy alto”, señaló el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en una entrevista para Página 12 en la que explicó por qué el Gobierno no ve factible que se retomen las clases presenciales en las próximas semanas. 

El ministro descartó así cualquier posibilidad de un regreso a las aulas en el corto plazo, aunque señaló que “un escenario de trabajo” de su cartera es que después de las vacaciones de invierno, si no se producen picos de contagio por la apertura de la economía, se pueda volver a las escuelas. 

“No tenemos la certeza de cuándo, porque lo va a definir la situación epidemiológica. Sí estamos trabajando en el cómo volver, con qué protocolos de cuidado”, agregó al citado medio y adelantó que prevén un proceso de regreso escalonado, con menos alumnos en los mismos espacios y los que permanezcan en sus hogares, lo harían con actividades y contactos virtuales como sucede en este momento, un «esquema dual o híbrido» que combine la presencialidad y la virtualidad.

EL DEBER