CARDENAL TORIBIO VIVE MODESTAMENTE Y DIRIGE DOS OBRAS EDUCATIVAS

 

 

El nuevo cardenal, Monseñor Toribio Ticona, es guía espiritual de padres, estudiantes y profesores que son parte del Centro Nacional de Formación Integral (Cenafi) y de la unidad educatva Santa María. Ambas instituciones educativas se encuentran a escasas dos cuadras del Palacio de Gobierno y desde allí es un testimonio de la vida modesta y sencilla.

Cardenal Toribio recibió el pasado lunes la visita del presidente Evo Morales, quien le dijo que le acompañará hasta el Vaticano donde será investido por el Papa Francisco. «Mi deseo es como trabajar conjuntamente por los más abandonados, por los sectores, trabajar conjuntamente con esa conciencia social», dijo en una breve conferencia de prensa. Morales visitó esta jornada al obispo Ticona en instalaciones del Centro Nacional de Formación Integrada (Cenafi), en la ciudad de La Paz, donde compartió con él un api y un buñuelo.

Es fundador de ambos proyectos educativos. Y desde hace cinco años vive en sus instalaciones ubicadas en la calle Ballivián. Su habitación es sencilla, tiene un pequeño refrigerador, escritorio, dos mesas, una cama y un teléfono antiguo con disco de marcar, como pudo constatar la redacción de El Compadre y en testimonio de Reynaldo Arturo Quisbert Aliaga, director de la Unidad Educativa Santa María.

Todos los martes da misa en la capilla del establecimiento, y en su habitación de lunes a domingo eleva sus oraciones, asevera Quisbert, “Toma de desayuno café con pan y no le gustan los lujos o comodidades. En estos días, tras su nombramiento por el Papa Francisco se le ha ofrecido adecuar uno de los cursos para que tenga una sala de reuniones para recibir a los miembros de la iglesia y a otros”.

Sin embargo, Monseñor Toribio aún debe decidir donde fungirá como cardenal. Hoy vive en el primer piso que da a la calle Ballivián esquina Colón “Si se traslada no habrá cambios estructurales”.