BLANCO ATIENDE EN VENTANILLA, AFIRMA QUE NO SE SIENTE MAL Y NO RENUNCIARÁ

 

De manera sorpresiva, el otrora máxima autoridad de la Fiscalía en La Paz, Edwin Blanco, apareció este lunes trabajando en una ventanilla atendiendo a la población. Afirmó que no tiene porqué sentirse mal y renunciar, puesto que la labor en el Ministerio Público se puede hacer “arriba, abajo, al centro o adentro”.

Blanco fue enviado a la Unidad de Biométrico, Control de Firmas e Informaciones, por instrucción del flamante fiscal departamental William Alave. Se le vio atendiendo a los imputados que tienen la obligación de marcar el registro como parte de sus medidas preventivas.

Consultado cómo se siente en su nueva labor, Blanco dijo que “no hay ningún problema, precisamente porque el trabajo que se lo realiza en el Ministerio Público se puede hacer arriba, abajo, al centro o adentro”.

Dijo que más al contrario en su nuevo cargo se dio cuenta de los problemas que atraviesan los imputados que deben hacer su registro biométrico, como por ejemplo que la computadora se cuelga. En ese sentido, anunció que planteará sugerencias al nuevo Fiscal Departamental para mejorar el servicio.

Respecto a los procesos que se le siguen por el caso Alexander, dijo que no le han notificado, pero él no se ha escapado y presentará sus descargos. Aseguró que en su gestión de Fiscal Departamental actuó con “absoluta legalidad” y no se ha desviado ningún caso.

Consultado sobre el encarcelamiento de la exjueza Patricia Pacajes, Blanco se negó a responder porque en su nuevo cargo opinar de esos temas sería extralimitarse.