ALCALDÍA DE COCHABAMBA: 3 PROYECTOS CONSIDERADOS IMPORTANTE POR EL ALCALDE SUSPENDIDO QUEDARON FUERA COMO EL LLAJTABUS Y DESTINA ESOS RECURSOS A 250 PROYECTOS MENORES

 

Tres proyectos considerados de “gran impacto” para el alcalde suspendido, José María Leyes, quedaron ayer sin presupuesto tras aprobarse el reformulado en una sesión del Concejo Municipal en base a la propuesta que envió la Alcaldía. La propuesta también afectó a otros 48 proyectos.

El Llajtabus, el dragado de la laguna Alalay y la construcción y ampliación de más ciclovías son tres de los 51 proyectos que quedaron “con presupuesto 0 (cero)”.

En su reemplazo se aprobaron más de 250 nuevos proyectos menores, como alumbrado público en varias zonas, construcción de tanques de agua, mejoramiento de algunas plazas y áreas verdes y eventos culturales y de prevención.

Los tres proyectos fueron los principales que mencionó en su campaña electoral José María Leyes, pero cerca de cumplirse la primera gestión en el municipio, los concejales los dejaron con pocas posibilidades de cumplirse o por lo menos que comiencen a proyectarse.

Estos 51 proyectos dejaron disponibles 82,8 millones de bolivianos, que fueron destinados para otras obras que, según argumentaron algunos concejales, irán en beneficio de las OTB que no fueron atendidas anteriormente por las autoridades municipales.

El nuevo reformulado dejó disconformes a algunos concejales de oposición, quienes manifestaron su desacuerdo. Sin embargo, la mayoría se impuso para aprobar primero los reformulados y posteriormente la ley municipal para que se dé cumplimiento a dichas obras.

Para el dragado de la laguna Alalay, se tenían presupuestados 8 millones de bolivianos, y la razón para que no se ejecutó esta limpieza fue porque “la lluvia que cayó este año fue más de lo esperado” y elevó los niveles de agua en la laguna, según los responsables de obras públicas, y el trabajo se realiza con niveles bajos del agua.

Según los mismos funcionarios del Ejecutivo, el proyecto Llajtabus está encaminado, “sólo queda esperar el informe que emita la comisión que está realizando el estudio al proyecto, por el cual se debe cancelar 447 mil bolivianos por mencionada tarea”.

La situación es similar para las ciclorrutas, que no podrán ser ejecutadas debido a que “en tres meses no se puede concluir obras de esta envergadura” y por eso se pasa a realizar proyectos menores, en los cuales existen presupuestos de mil, 2 mil y 3 mil bolivianos, algunas de ellas.

La propuesta y manejo económico para lo que resta de esta gestión dejó preocupados a algunos de los concejales, quienes estuvieron en contra de dicha modificación porque ven complicado realizar la fiscalización. Sin embargo, esperan que para cada proyecto se designe al supervisor y fiscal de obra para garantizar la transparencia de los contratos y el avance adecuado.

LOS TIEMPOS