ACTIVISTAS DEL 21F DENUNCIAN QUE SEGURIDAD DEL PRESIDENTE EN EL VATICANO LES AMENAZÓ, “A UNA DE ELLAS SE LE QUITÓ LA POLERA DE BOLIVIA DIJO NO, SE LA INTERROGÓ BAJO PRESIÓN E INTIMIDACIÓN”

 

 

Después del consistorio de cardenales en el vaticano en pasados días, se identificó junto al nuevo cardenal de Bolivia, Toribio Ticona, a siete activistas con poleras del 21F, Bolivia dijo No, dos de ellas fueron detenidas, ante la voz de alarma de una funcionaria de la embajada boliviana que gritó: “Gendarmería, deténganlas, están haciendo política, está en peligro la seguridad del presidente”.

En el muro de Facebook de Bolivianos en Milán se subió un comunicado de Todos juntos por Bolivia, en el que se denuncia que “el cuerpo de seguridad que escoltaba a Morales mantuvo a estas activistas privadas de su libertad para interrogarlas durante más de una hora. Sin embargo, una de ellas fue ingresada a un cuarto aparte y en este punto el comunicado detalla seis aspectos: “Se le quitó la polera de Bolivia dijo No, se la mantuvo detenida durante varias horas, se la interrogó y puso bajo presión para que diga quién organizó esta visita, se le dijo que la polera ofende al presidente y que si la activista continúa participando en este tipo de actividades se le quitará el permiso de residencia en Italia, se la deportará a Bolivia, que habrá consecuencias serias para sus familiares, se le prohibió hacer una llamada telefónica para alertar sobre su situación y se le hizo firmar un documento donde se le prohíbe volver a visitar las inmediaciones del Vaticano”.

EL DEBER habló con dos de las activistas, Carolina y Rosita (prefieren no dar sus apellidos), que desde Italia confirmaron la veracidad de lo que el documento dice. Carolina además dijo que la más afectada es Soledad, quien ha decidido no dar más declaraciones. También confirmamos que la activista ecuatoriana de derechos humanos en Italia Alicia Erazo realizó diligencias para liberarlas. “Yo simplemente hice una llamada y cumplí con mi misión de activista. Busqué en Roma abogados penalistas para que las asistan”, manifestó.

Por su parte, el embajador de Bolivia en la santa sede, Julio César Caballero, reiteró a EL DEBER sus declaraciones del viernes, en las que asegura que en ningún momento pidió retener a las mujeres con la polera del 21F.