A CHICOTAZOS, GOLPES Y GRITOS APRUEBAN EL POA EN TIQUIPAYA

 

Chicotazos, golpes y gritos contra concejales de oposición marcaron ayer la aprobación del Plan Operativo Anual (POA) 2019 del municipio de Tiquipaya, el cual fue aprobado muy a pesar de que las agredidas identificaron 40 irregularidades.

Las concejalas Consuelo Gómez y Margarita Siles, del Movimiento Demócrata Social (MSD) y del Movimiento Al Socialismo (MAS), respectivamente, fueron agredidas por otras concejalas masistas y dirigentes vecinales afines al partido oficialista, denunciaron las afectadas.

Siles mostró ayer las heridas que le ocasionó la concejala de su mismo partido político, quien le habría arañado el pecho, el cuello y la cara, cuyas marcas eran visibles.

Según Siles y Gómez, se negaron aprobar el POA porque el equipo técnico y jurídico del Legislativo municipal encontró varias fallas que imposibilitaban su aprobación.

“A mí me eligió la población para fiscalizar, mañana yo tengo que rendir cuentas de mis actos y si apruebo ese POA me meten procesos”, justificó Siles.

A pesar de todo, finalmente en horas de la noche fue aprobado dicho POA, mediante Ley Nº 064/2018, el cual recibió la venia de cuatro concejales: Saúl Torrico (Unico), José Gonzáles (MNR), Janeth Vargas y Aljenadra Unzueta (MAS), a quienes se les sumó la presidenta, Marisol Pacceri.