ENTRE LÁGRIMAS,ESPOSA E HIJA DEL ACUSADO DEL INCENDIO: PEDIMOS PERDÓN, PERO POR FAVOR TENGAN CONSIDERACIÓN DE NOSOTROS

“Ahora quién me va a acompañar a mí y dar un peso para que venga a verle a él. Estoy solita, ¿qué puedo hacer? Por favor quiero que tengan consideración”, explicó estallando en llanto Barbarita Ortega, esposa de Mario López Gareca, acusado de haber ocasionado el incendio en La Victoria, en “Sin tacos ni corbata” de radio Luis de Fuentes.

Consternada, la familia del señor López acompañó al presunto autor del incendio, a su audiencia de medidas cautelares. La pareja de adultos mayores, es de escasos recursos económicos y se encuentra a cargo de dos niños. Él es el único sostén económico de su familia.

 “No fue intencionado. Por ganarse unos pesitos estaba limpiando la basura y su delito es no haber echado agua. Parece que vino el viento y avivó las cenizas”, declaró su hija de crianza, Reyna Ortega. Según el testimonio, el señor López hizo la quema a las 7 de la mañana y recién a las 10:40 se anotició que el fuego había reavivado y crecido.

“Él estaba ayudando a soltar las vaquitas del cerro para dales de comer y vino una vecina a avisar del fuego”, detalló la esposa. Rápidamente se organizaron él y los comunarios para iniciar las labores de sofocación, y cuando don Mario se encontraba “con su mochilita y botellita de agua” la Policía lo aprehendió.

“Pedimos perdón, sabemos que el daño al medio ambiente es grande. Pedimos perdón, pero también tengan consideración de nosotros, de esta pobre familia. Su esposa que tiene más de 70 años. Tiene niños incluso la Defensoría de la Niñez le dio un niño”, sostuvo su hija.

Además, el hombre que se encuentra aprehendido tiene problemas de salud. “Él es delicado de la cabeza porque el cayó el rayo, cuando hay frescura trabaja cuando no, no sale. Está medicado”, afirmó la señora Ortega.