CONSEGUIR DROGAS EN TARIJA ES MÁS FÁCIL QUE COMPRAR CHICLES


“Cuando estaba en el colegio, a los 14 años comencé a consumir marihuana y alcohol, a los 16 descubrí la cocaína y esa droga me hacía sentir feliz, pensaba que yo tenía más amigos, era más sociable, y pasaron muchos años consumiendo y ya me sentía deprimido cuando no lo hacía, pensaba que todos estaban en mi contra, comencé a robar, engañaba, todo para mí eran excusas para llegar a consumir las drogas y se fue haciendo gradual, cada vez necesitaba consumir más”, es el testimonio que dio Benjamín, miembro activo de Narcóticos Anónimos (NA) , en el programa “Sin tacos ni corbata” de radio Luis de Fuentes.


Si bien la primera visita de Benjamín a NA lo hizo más por obligación de sus padres, fue allí que se le cayó la venda de los ojos, permitiéndole ver que tenía un problema y quería salir.


“Fui a las primeras reuniones del grupo durante 3 meses pero no seguía los pasos, no daba el servicio a la comunidad, dejé de ir otros 5 meses y volví a caer mucho peor, estaba prácticamente en la calle, no tenía ganas de nada. Volví al grupo y me enfoqué en hacer el servicio con buena voluntad y seguir los principios. Me di cuenta que no puedes dejar de consumir solo”, relató.


Según Rodrigo, otro de los miembros de NA, en Tarija conseguir drogas “es más fácil que comprar un chicle, en cada esquina, en cada barrio venden, más aun tomando en cuenta que Tarija es una zona fronteriza…es demasiado fácil tener acceso”, por lo que junto a NA están prestos a brindar ayuda gratuita a las personas que deseen salir de la dependencia.


“Sufrimos con las drogas mucho y llega un momento en que te das cuenta que algo anda mal, que todo es momentáneo y mentira…Buscamos ayuda en centros psiquiátricos, curanderos y nada, entonces hemos comenzado a investigar y hemos encontrado a Narcóticos Anónimos, que nace de Alcohólicos Anónimos pero adaptado a nuestra adicción. Nace de nuestra necesidad de recuperarnos”, expresó.


NA es un programa mundial, presente en 139 países. En Tarija se consolidó el 24 de octubre del 2018, y a la fecha ya cuenta con muchos miembros en recuperación de edades entre 16 y 56 años, sin embargo, la edad de consumo no es limitante ya que se conoce de casos de niños con adicción.

Las reuniones se las realiza los lunes, miércoles y viernes a las 20:00 horas en el barrio Juan XXIII, pasaje Reverendo Bartolome Attard, entre calle Porvenir y avenida Héroes del Chaco. La línea de ayuda es el 75138992.

0 0

También te podría gustar...