VACUNAS ANTI-COVID YA CASI LISTAS GENERAN ESPERANZA EN EL MUNDO

El mundo ve con esperanza y  espera la futura vacuna contra el coronavirus luego de que en las últimas semanas tres vacunas de 11 que están en fase tres han mostrado una efectividad de más de 90%. Uno de los fabricantes  solicitó ayer autorización para su comercialización en Estados Unidos.

El grupo farmacéutico estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech presentaron  ante la agencia estadounidense de medicamentos (FDA) una solicitud de autorización para la comercialización de su vacuna contra la Covid-19, convirtiéndose en los primeros fabricantes en hacerlo en EEUU o Europa.

El anuncio era esperado desde hace varios días, tras la publicación de los resultados del ensayo clínico en marcha desde julio con 44.000 voluntarios en varios países y según los cuales la vacuna tendría una eficacia del 95% para prevenir la  Covid-19, sin efectos secundarios graves.

EEUU y Europa podrían autorizarla para diciembre: en la primera quincena la FDA, según estimaciones del Gobierno estadounidense, y en la segunda la Agencia Europea de Medicamentos, según la presidenta de la Comisión Europea  Ursula von der Leyen. 

Asimismo, otra vacuna, la de la empresa estadounidense Moderna también ha mostrado su eficacia y compite cabeza a cabeza con la de Pfizer/BioNTech.

El gobierno de Donald Trump ha previsto vacunar a 20 millones de personas pertenecientes a grupos de riesgo en diciembre, y luego a entre 25 y 30 millones de personas por mes.

La rapidez en este proceso es inédita en la historia de las vacunas. Han hecho falta ocho años en promedio para desarrollar las vacunas autorizadas en la última década en Estados Unidos.

Pfizer y la alemana BioNTech indicaron que trabajan en paralelo para avanzar en los procesos de aprobación de la vacuna con los reguladores de Australia, Canadá, Japón, Reino Unido y la Unión Europea, donde el aumento de casos podría haber alcanzado ya su pico más alto.

En el caso de la vacuna rusa, según un análisis de BBCMundo, aún faltan hacerse públicos los protocolos para las pruebas.

Pfizer y BioNTech fueron los primeros en anunciar el 9 de noviembre que su vacuna es eficaz en un 90%. Dos días después, Rusia afirmó que la suya superaba a la primera (92%) y el pasado lunes Moderna aseguró que su vacuna tenía una eficacia mayor (94,5%).

El avance de las vacunas

Tras la vacuna de Pfizer y BioNTech, la del laboratorio estadounidense Moderna podría ser autorizada y distribuida en un breve plazo. 

En marzo BioNTech propuso a Pfizer usar su tecnología inédita del ARN mensajero, en momentos en que el mundo vivía su primer confinamiento. El primer voluntario recibió la vacuna el 23 de abril en Alemania, en la primera fase de ensayos. La fase tres, y última, comenzó el 27 de julio y ha reclutado a unos 44.000 participantes en varios continentes.

La mitad de los voluntarios han recibido un placebo y la otra mitad la vacuna experimental, sin saber cuál. Luego han continuado sus vidas con normalidad tomando las mismas prevenciones que la población general y progresivamente -con la explosión de la pandemia en EEUU en el otoño boreal- el número de casos de Covid-19 entre el grupo placebo ha crecido pero no entre el grupo vacunado.

La estadística señala que una persona vacunada tiene 95% menos riesgo de contraer la enfermedad que una no vacunada.
 

Vacuna de Oxford favorable en mayores

La vacuna contra la Covid-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford provoca una respuesta inmunitaria entre las personas mayores, especialmente vulnerables al virus, según datos publicados por la revista The Lancet.

Estos resultados intermedios corresponden no obstante a una fase de desarrollo menos avanzada (llamada fase dos) que los anunciados en estos últimos días por los fabricantes BioNTech/Pfizer y Moderna. La vacuna de Oxford provoca entre las personas mayores de 56 años una respuesta inmunitaria idéntica a la que suscita entre los más jóvenes (18-55 años).

Como recuerda The Lancet, “los más mayores tienen un riesgo más elevado de desarrollar una forma grave de Covid-19 y es por tanto esencial que una vacuna destinada a luchar contra esta enfermedad sea eficaz para este grupo de población”. La vacuna esta en fase tres. (AFP)

Los próximos pasos del proyecto de Pfizer-BioNTech

Después de que la alianza entre la compañía estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech anunciara la solicitud de aprobación de su vacuna contra la Covid-19, estas son las próximas etapas en su camino hacia la comercialización. 

La  FDA, agencia de medicamentos de Estados Unidos,  va a evaluar los resultados del ensayo clínico en el que Pfizer/BioNTech basa su solicitud, centrándose en las dos cuestiones centrales: la eficacia de la vacuna, del 95%, según ambas compañías, y su inocuidad, confirmada por dos meses de seguimiento tras la segunda dosis para la mitad de los participantes. 

La FDA concederá probablemente lo que llama “una autorización de uso de emergencia” a partir de la primera quincena de diciembre, según Moncef Slaoui, encargado científico de la operación “Warp Speed”. 

Es una autorización condicional, en el marco de la emergencia sanitaria, y que restringirá seguramente el uso de la vacuna a determinados grupos de la población. Los niños no formarán parte de ellos, ya que Pfizer aún no ha probado la vacuna a gran escala en menores de 18 años. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)  determinarán el orden de prioridad.  El personal médico y los habitantes de residencias de ancianos serán probablemente los primeros beneficiarios de la vacuna. Las dosis de la vacuna de Pfizer y BioNtech están listas para ser enviadas “horas” después de la autorización, indicaron las compañías, que prevén poder empezar la distribución en la segunda quincena de diciembre.

AFP