«FUE A CÁRCEL MÁS PELIGROSA»: LLEVÓ A SU BEBÉ A FESTEJAR SU ‘AÑITO’ CON SU PAREJA Y ACABÓ MUERTO

Una verdadera tragedia se registró en uno de los recintos penitenciarios más peligrosos de Venezuela, la cárcel de Torocón. A ese lugar una mujer llevó a su bebé de un año, quería festejar su cumpleaños junto a su pareja, que es un recluso.

Karelis Grymayry Arcila Montilla llegó con el bebé al penal, donde su pareja se encuentra detenido por el delito de abuso sexual, con la intención de que el pequeño se entretuviera en el área de juegos, que cuenta con parques infantiles y piscina.

El pasado 14 de diciembre la madre y el infante llegaron a la cárcel, aprovechando la visita conyugal, el menor cumplía un año. Todo estaba bien hasta que la mujer fue a comprar refrescos y dulces.

Cuando retornó se encontró una escena dantesca, el bebé terminó muerto presuntamente a manos del hombre, identificado como Enrique Antonio Soto Colmenares, según reportó la organización no gubernamental (ONG) Una Ventana a la Libertad.

Encontró al bebito ensangrentado, inconsciente y respirando con dificultad. Autoridades del penal lo trasladaron hasta un centro asistencial en la localidad de Zamora, donde falleció debido a un traumatismo craneoencefálico producto de un fuerte golpe en la cabeza.

Otro recluso aseguró que vio a la pareja de la mujer golpear y abusar sexualmente del niño, lo que generó que el resto de los prisioneros tomaran la justicia por sus propias manos, linchando al hombre.

Las autoridades detuvieron preventivamente a la mamá del bebé, mientras avanza la investigación. Ella aseguró que su pareja la amenazó de muerte si contaba a la Policía lo que ocurrió con el niño.

0 0

También te podría gustar...