VÍCTIMAS DEL TRÁFICO ILEGAL DE FAUNA SILVESTRE EN RIESGO ANTE EL DESCUIDO DEL ESTADO

 

 

Los alarmantes casos de tráfico ilegal de fauna silvestre han comenzado a ocupar con mayor regularidad la agenda mediática en Bolivia. Se hace constante escuchar noticias sobre animales que han sido arrancados de sus hábitats para ser comercializados en condiciones lamentables.

Tras recibir la información y despertar la indignación contra los traficantes, la población apaga la radio, el televisor o cierra el Facebook y retorna a su cotidianidad. Sin embargo, la historia de esos animales no termina con su decomiso, ya que deben tener un destino.

¿A dónde van los animales luego de su rescate, decomiso o incautación? ¿Quién se hace cargo de ellos? ¿Logran volver a su hábitat? ¿Cuántas personas se hacen estas preguntas? quizá no muchos. La mínima importancia a esta situación permite que la fauna silvestre que ha sido dañada por el tráfico ilegal sea invisibilizada y tenga que buscar su subsistencia con el apoyo de entidades que trabajan para su bienestar.

ANF abordó la temática desde la perspectiva de las entidades que son responsables del decomiso, custodia y manutención de los animales silvestres tras su rescate. Investigación que evidencia la existencia de una serie de problemas en el departamento de La Paz.

Falta de recursos económicos y humanos, hacinamiento en refugios permanentes, poca o nula coordinación de instituciones responsables, son algunos de los problemas que se han verificado durante el desarrollo del reportaje.