UN ‘PASO EN FALSO’ PERMITE LA CAPTURA DEL ASESINO DEL GUARDIA DE SEGURIDAD DE UN SURTIDOR

 

Un «paso en falso» cuando ejecutaban un nuevo asalto junto a su cómplice apodado «Conan» permitió la captura de Carlos Hugo Rodríguez Chávez, autor confeso de la muerte del guardia de seguridad Ezequiel Antelo Zabala, en un surtidor de Montero en Santa Cruz.

El exrecluso de 21 años, asesinó a sangre fría con un disparo en el corazón al sereno de 54 años que trató de frustrar el robo al surtidor Muyurina lanzando un ladrillo la noche del pasado 19 julio y recibió un disparo en el corazón.

Cámaras de seguridad registraron los rasgos físicos del autor y su cómplice que robaron Bs 1.500 en la gasolinera, haciendo disparos al aire e intimidando a los dos operadores de bomba.

En declaraciones, Carlos Hugo dijo que después del hecho se fueron a la plazuela Esperanza donde se repartieron el dinero. Posterior, este sacó su vestimenta y la rompió para no dejar evidencia que lo incrimine.

El último fin de semana, Carlos Hugo y «Conan», pese al cargo de conciencia de la muerte del sereno, volvieron a encontrarse en el interior de una rockola donde Marcos (Conan)  se levantó una motocicleta y ambos se dirigieron hasta el Centro Comercial Popular donde intentaron jalar una cartera a una comerciante, pero en su cometido desestabilizaron y cayeron. Rodríguez al verse acorralado no pudo escapar; sin embargo, su cómplice fue más ágil y se marchó con la moto robada.

Hasta ese momento, Carlos Hugo, retenido por la turba de personas, era un delincuente más de la criminalidad. El jefe de la Felcc, Gonzalo Medina, dijo que el hecho de encontrar un arma calibre 38 en su poder alertó a los investigadores, por lo que fue sometido a un desfile identificativo donde fue reconocido por sus víctimas hasta que finalmente acabó confesando el crimen y pidiendo perdón.

EL DÍA