UN PADRE Y CUATRO DE SUS HIJOS MUEREN QUEMADOS POR EL IMPACTO DE UN RAYO

Cinco integrantes de una familia, el padre y cuatro de sus hijos, fallecieron este fin de semana por el impacto de un rayo que cayó sobre la choza de paja, donde se encontraban refugiados en una comunidad de la provincia Rafael Bustillo, en el norte de Potosí.

«El padre de familia con sus, dos hijas mujeres y dos varones, se encontraban refugiados en una choza de paja esperando que la granizada pase, un fuerte rayo cayó sobre la choza y los cuerpos fueron calcinados, no se salvó ni el perro,  todos están quemados de la mitad del cuerpo», dijo el alcalde de Chayanta, William Guzmán.

Los fallecidos fueron identificados como Jaime Conde Flores de 44 años (padre) y su hijos Cleseria Conde de 19 años,  Jhoselin Conde de 15 años, Cristihan Conde de 10 y Eddy Conde de 8 años. Murieron por la descarga y quemaduras de alto grado en diferentes partes del cuerpo.

Horas antes, la madre de familia con su pequeño hijo de un año y medio abandonaron el lugar, salvándose  de la tragedia.

La familia de Jaime Conde Flores se dedica a la agricultura en su comunidad. El sábado 17 de noviembre, él y toda su familia fueron a sembrar papa en los terrenos que se encuentra a 15 minutos de distancia de la población.

Tras una jornada de trabajo, su esposa junto a un niño de un año y medio retornaron a su domicilio a preparar el alimento (cena), minutos después comenzó a granizar y caer descargas eléctricas lo que obligó al resto de la familia a cobijarse  en la choza de los terrenos de siembra, donde el rayo cayó y los mató a todos.

El hecho se registró al promediar las 6:00 pm del sábado, se escuchó un fuerte estruendo que alarmó a los  pobladores. Algunos fueron a auxiliar a la familia Conde, lograron controlar el fuego y  luego comunicaron de lo ocurrido a las autoridades de la alcaldía de Chayanta.

El alcalde William Guzmán y un médico se trasladaron hasta el lugar donde ocurrió la tragedia, el rescate de los cuerpos de las 5 personas finalizó a la 2:00 de la madrugada del domingo 18 de noviembre.

ERBOL