SANTA CRUZ: VELAN EN LA CALLE A NIÑO ATROPELLADO ACCIDENTALMENTE POR UN TRUFI. “ES UN ANGELITO»

 

 

“Es un angelito», era la frase que salía de las bocas de las comerciantes que al dirigirse ayer a sus puestos de venta, se detenían en el lugar donde un niño de tres años había sido atropellado el jueves en horas de la noche y a cuya consecuencia, perdió la vida.

En la intersección de la avenida República y Honduras de la urbe cruceña, las comerciantes levantaron una capilla ardiente simbólica en memoria de Josué Rocha, donde pusieron una piedra con un letrero que decía “Angelito Q.E.P D.”. Varias velas tiritaban en torno al letrero protegidas con cartones a manera de nicho.

Dos floreros de vidrio que nadie sabe de dónde aparecieron contenían unas flores blancas y un vaso de agua había sido depositado al pie del letrero.

“Las velas iluminan el camino que debe tomar el alma del niño fallecido para que llegue a su casa y no vague por la zona como alma en pena”, explicaron las condolidas comerciantes.

Se esmeraban para mantener las velas encendidas, protegiendo las pequeñas llamas de fuego con las manos y cartones.

Otras se persignaban y hasta elevaban una oración por el niño.

Nadie sabía el nombre del pequeño, pero al saber las circunstancias de su deceso, causó pesar en las comerciantes y transeúntes.

El jueves una joven madre bajó de un minibús con su niño en una parada. Mientras pagaba su pasaje, el niño dio unos pasos y sus ropas se habían enganchado a un fierro que sobresalía del motorizado, sin que la madre se percatara del hecho.

Al volver a ponerse en movimiento el trufi, jaló al niño, quien cayó debajo las llantas traseras y fue pisado.

La llanta del trufi destrozó la cabeza del niño que perdió la vida instantáneamente, informó ayer el Jefe de la Dirección de Tránsito Transporte y Seguridad Vial, Alexander Rojas.

La autoridad indicó que no es culpa del chofer, sino de la madre, que por un instante descuidó a su hijo, no lo agarró de la mano, no lo cargó en sus brazos para cuidarlo y lamentablemente su hijo fue atropellado, sostuvo.