SANTA CRUZ: POR PROBLEMAS CON SU PAREJA UNA MADRE DECIDE DAR VENENO A SUS DOS HIJOS EN EL REFRESCO Y LUEGO PENSABA QUITARSE LA VIDA

 

Una progenitora, de 39 años, intentó la noche del martes matar a sus dos hijos de diez y 19 años, dándoles veneno en una soda, todo por un problema conyugal; luego intentó suicidarse.

Tanto ella como sus dos retoños se recuperan en el Hospital Municipal «Los Pocitos», situado en el Plan Tres Mil de la ciudad de Santa Cruz, informó El Deber.

El hecho ocurrió en una vivienda particular ubicada en Villa Tranquila, donde la mujer agobiada por los problemas con su pareja, tomó la fatal decisión de matar a sus dos hijos y luego suicidarse con el mismo brebaje.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Ramiro Pérez Loayza, informó que la mujer atravesaba un problema conyugal con su pareja que la afectó psicológicamente, pues el hombre abandonó su domicilio hacía tres días, por tal motivo y agobiada por el lío pasional, decidió suministrar a sus hijos raticida y luego ella también bebió el veneno.

«Aún no se ha podido recibir sus entrevistas, pero de oficio se está tipificando el delito como infanticidio en el grado de tentativa», dijo Pérez.

 

CONFESIÓN

En la cama del hospital, según la versión del personal médico, la madre de familia gritó que no le importaba ir a la cárcel, porque su situación familiar era muy delicada. Aseguró al mismo tiempo que ella era la autora del envenenamiento de sus dos hijos.

Según el informe de la pediatra de turno, Paula Flores, los tres pacientes ingresaron a las 23.40 del martes. Por la oportuna atención que recibieron se pudo salvar la vida de los dos hijos como de la madre.

Se presume que la mujer preparó el veneno en una jarra y se las dio a sus dos hijos. Su cuñada, que vive al lado de la casa de la suicida, los auxilió y logró que les salven la vida.

La mujer pide ayuda psicológica para su cuñada que se halla muy deprimida.