SANTA CRUZ: AMARRAN A UN ANTISOCIAL AL POSTE, LA POLICÍA TARDA EN LLEGAR Y LO ENCUENTRAN MUERTO

 

 

La tarde del pasado lunes Abraham M. G., de 40 años, cometió su último delito. El antisocial, dedicado al robo de celulares y carteras, perdió la vida en pleno centro de la ciudad de Santa Cruz, tras ser supuestamente golpeado y amarrado a un poste de alumbrado público.

El hombre, de unos 40 años, después de arrebatarle el teléfono celular a una ciudadana que transitaba por las calles Arenales y Abaroa, intentaba darse a la fuga, cuando fue capturado y reducido por peatones que decidieron amarrarlo a un poste hasta que llegue la Policía.

“No es conocido, pero siempre se lo veía merodeando por la zona; además, ya se sabía porque siempre estaba parado en la esquina”, señaló una vecina al periódico a El Mundo.

Hay opiniones divididas sobre lo ocurrido, muchos de los testigos señalaron a ED que el hombre fue amarrado y castigado por un grupo de enardecidos peatones, quienes, al notar que el acusado dejó de moverse, pensaron que estaba desmayado y decidieron mantenerlo amarrado.

Aunque otro grupo de personas señaló a El Día que nadie golpeó al antisocial. “El hombre solo fue amarrado. La Policía demoró en llegar. Cuando lo intentaban subir a la patrulla se percataron que ya no tenía signos vitales. Desconocemos de qué pudo haber muerto, pero aquí nadie le pegó, solo lo pusieron boca abajo hasta que llegue la Policía”, declaró otra testigo.

De acuerdo con el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Gonzalo Medina, se investiga las causas que provocaron el deceso del presunto asaltante, para lo cual, se espera el informe del médico forense y las imágenes captadas por las cámaras de seguridad.

Por su parte, vecinos señalaron que el fallecido operaba en complicidad con una mujer embarazada que a la fecha está prófuga.