POLICÍA INTENTA IMPEDIR DESFILE DE COLECTIVOS DEL 21F EN DESFILE CÍVICO EN COCHABAMBA

 

Cochabamba celebró el 208 aniversario de su gesta libertaria con una nueva jornada de confrontación, que tensó el desfile cívico militar en pleno paseo de El Prado.

Tras el paso de las Fuerzas Armadas y la Policía, un grupo de ciudadanos con la consigna del 21F logró ingresar a El Prado por la plazuela Colón.

Entre amagues de enfrentamiento, los policías y policías militares que resguardaban la zona intentaron bloquear su ingreso con el uso de agentes lacrimógenos.

En la esquina de las calles Mayor Rocha y 25 de Mayo, los manifestantes derribaron la barrera de seguridad y formaron filas con banderines y poleras del 21F al coro de “Bolivia dijo No”.

“Ha habido gasificación por parte de los militares y de los policías, quienes, desconociendo los derechos de los ciudadanos y de la libertad de expresión, nos reprimieron y gasificaron”, dijo el médico Carlos Nava, representante de la Coordinadora por la Democracia.

A pesar de las discusiones con personas afines al Gobierno que marcharon y luego se sentaron en el recorrido, el grupo logró completar su paso. Otro tumulto de personas del mismo colectivo ingresó por la plaza de las Banderas.

Ante el aplauso de la alcaldesa suplente, Karen Suárez, y el presidente del Concejo Municipal, Iván Tellería, permanecieron unos minutos frente al palco gritando nuevamente “Bolivia dijo No”.

El gobernador Iván Canelas decidió retirarse antes de estos sucesos. Mientras que otras autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS), como la senadora Carola Arraya, prefirieron quedarse mostrando carteles con la cara del presidente Evo Morales.

Al paso de este colectivo, la banda policial entonó con mayor fuerza la marcha militar.

El jueves, en la sesión de honor, asambleístas del MAS y oposición se enfrentaron con golpes y empujones.

LOS TIEMPOS