MORALES VE «MEZQUINDAD» EN POLÍTICOS QUE CRITICAN LA CASA DEL PUEBLO. POR SU CONDICIÓN DE INDIO DICE RECIBIR CRÍTICAS DE LA DERECHA. SEGUIRÁ CONSTRUYENDO Y COMPRARÁ SEDES PARA LAS EMBAJADAS

 

 

El presidente Evo Morales calificó de una actitud mezquina las críticas de los políticos de la oposición, que cuestionan la construcción de la Casa del Pueblo, que a su juicio ahorrará al Estado un gran gasto en alquileres. Asimismo manifestó que si fuera un Presidente “derechoso” el que hubiera realizado la construcción del nuevo palacio con sauna, yacuzzi y gimnasio la “derecha hubiera estado callada”.

El presidente atribuyó a su condición indígena y campesina las críticas y observaciones que ha recibido. Ratificó que su administración continuará construyendo edificios porque el Estado gasta al año al menos 20 millones de dólares en alquileres, por lo tanto se trata de terminar con el “Estado inquilino”. Asimismo comprometió la compra de sedes para las embajadas en el extranjero.