“LLEVALO NOMAS A TU CASA, ES UNA BENDICIÓN DE DIOS”, LA DNA NO RECIBIÓ A UNA BEBÉ ABANDONADA EN UN BAÑO PÚBLICO

Una mujer denunció que autoridades de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) de la zona Pacajes de la ciudad de El Alto, en La Paz, no quisieron prestar auxilio a una bebé abandonada en un baño público de la urbe alteña. La señora contó que los responsables de esa institución le dijeron que se lo lleve a su casa porque “es una bendición de Dios”.

“Le llevé a la Defensoría y le dije estoy trayendo una bebé recién nacida, en el baño me encontré y dónde puedo llevarlo. Llévale a la Policía me dijo. Yo dije que no hay policías. No, no es horario de atención, no te podemos atender, llévalo nomas, no es hora de atención, nosotros no atendemos 24 horas, me dijeron. Les dije que tengo miedo de llevarlo a mi casa y me respondieron no, llévalo nomas, es una bendición de Dios”, relató.

El pequeño fue dejado en una canasta en un baño público y una mujer que ingresó a servicios higiénicos encontró al bebito aproximadamente a las 20:30 del pasado domingo y la trasladó de inmediato ante las autoridades, quienes no quisieron acoger al menor porque no estaban en horario de atención.

La mujer contó luego que las autoridades de la DNA no quisieron ayudarla, se la llevó a su casa y le compró alimentos y pañales para mantenerla a salvo.

El coronel Douglas Uzquiano, jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), adelantó que el caso será investigado y recordó que las defensorías de la niñez y adolescencia deben prestar atención las 24 horas y no deben negar acogida a menores abandonados, como el bebé dejado en un baño público.

Urgente.bo