LA OMS NO RECOMIENDA EL USO DE TÚNELES DE DESINFECCIÓN

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso de túneles u otras estructuras físicas (cabinas, gabinetes, puertas) con rociado de productos para la desinfección, ni dispositivos de pulverización ni radiación UV-C, según un comunicado.

La organización indica que dichos túneles y dispositivos similares pueden conducir a una mayor dispersión involuntaria del virus.

“La percepción de desinfección podría dar como resultado una falsa sensación de seguridad y desalentar acciones con eficacia comprobada, como el distanciamiento social, el lavado de manos, evitar tocarse la cara y el uso de máscaras. La acción de pulverización podría aerosolizar y, por lo tanto, dispersar el virus a través de gotas que aumentan la transmisión”, apuntan.

Asegura que los productos utilizados en los túneles de desinfección y dispositivos similares presentan efectos nocivos para la salud humana.

“Se sabe que los productos químicos utilizados para el rociado (compuestos de amonio, cloro, peróxido de hidróxido, alcoholes, glutaraldehído) y otros compuestos como el ozono, causan daños en los humanos, como irritación en la mucosa, la piel, los ojos, el sistema digestivo y las vías respiratorias. Estos productos químicos están hechos para superficies inanimadas y agua, y no deben usarse en el cuerpo humano”, indican

Sobre el uso de la radiación UV-C, aseguran que ésta no está destinada a la desinfección humana directa. “La exposición a la radiación UV-C puede causar efectos nocivos para la salud. Estos incluyen irritación de la piel y los ojos, quemaduras solares, lesiones oculares y cáncer. Mirar directamente a la radiación de la luz UV-C puede causar daños en la córnea. La radiación UV-C puede generar ozono, un contaminante del aire”.

Señalan que este tipo de desinfección no son efectivos para inactivar el virus en humanos.

“Para que los productos químicos y la radiación UV-C funcionen como desinfectantes efectivos, las superficies deben limpiarse antes de la aplicación de una capa uniforme de solución química. Esto no es factible con los humanos. El rociado de productos químicos no inactivará el virus dentro del cuerpo y, por lo tanto, la duración de la efectividad para un portador de enfermedad será muy corta”.

Además, indican que los dispositivos de desinfección de grado industrial y médico requieren el uso de equipos de protección y medidas de estricta seguridad.

Asegura que el lavado de manos regularmente con agua y jabón, toser en el codo, estornudar en pañuelos desechables, distanciamiento social y la cuarentena son las barreras básicas de transmisión recomendada. /Los Tiempos