LA ENFERMERA RODRÍGUEZ POR CASO ALEXANDER TERMINÓ SIN FAMILIA Y VENDIENDO EN LA CALLE

 

Ha pasado tres años y más de 10 meses, desde que el caso Alexander saliera a la luz pública, y para la enfermera Lola Rodríguez, que trabajó en el hogar Virgen de Fátima, pareciera que fue ayer cuando fue acusada e imputada por el delito de encubrimiento por la supuesta violación al bebé de ocho meses.

Cuenta que por la muerte del niño y las audiencias, además de los insultos que recibía de la gente que la consideraba culpable del deceso de Alexander, se deprimió bastante, al punto que llegó a tomar bebidas alcohólicas y e incluso pensó en terminar con su sufrimiento.
“Era una persona normal, una madre que con su trabajo se encargaba de sus hijos. Pero desde la muerte de Alexander me siento muy mal, todo ha cambiado para mí”, revela Rodríguez.

La situación se agravó para ella cuando el padre de sus dos hijos -una niña y un niño- le pidió “tiempo” y puso en cuestión su matrimonio. Eso empeoró su estado emocional y afectó su empleo, que además no podía mantener pos las constantes audiencias.
Intentó seguir adelante, la asistencia obligatoria a las audiencias le impedía mantener un trabajo.

“Me he dedicado a vender comida, gelatina y por las noches linaza para sostener a mis hijos”, señala.

La divulgación del audio de la jueza Patricia Pacajes, en el que admite la inocencia del galeno Jhiery Fernández, para la enfermera es “una esperanza” para que el médico salga en libertad, pero al mismo tiempo le causa dolor tener que revivir el drama que le costó su trabajo y su familia.

Afirma que no pedirá resarcimiento, solo exige la libertad del médico Fernández y pide a las autoridades actuar con transparencia ante este tipo de casos y así evitar que se destruyan vidas de personas inocentes y sus familias.

“Solo quiero vivir tranquila, que liberen al doctor. Cuando eso ocurra voy a creer en la justicia, porque ahora no creo”, remarca. PÁGINA SIETE

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *