INTERVIENEN UNA GRAN CORRIDA DE TOROS EN UNA ZONA DE LA PAZ PREVISTA COMO PARTE DE SUS FESTEJOS

 

 

La Alcaldía de La Paz intervino este martes una gran corrida de toros que se ha había previsto en la zona de Callapa, en la ladera este de la ciudad. El evento organizado por la Junta de Vecinos era parte de los festejos por la fiesta patronal del Señor del Espíritu Santo.

De acuerdo a una ordenanza municipal de 1997, en la jurisdicción del municipio de La Paz están prohibidos eventos como las corridas de toros, riña de gallos y otros que utilicen animales para el entretenimiento. Además existe una la ley nacional de Defensa de los Animales que prohíbe estos espectáculos.

“Hemos realizado el control a esta fiesta que estaban por realizar, una corrida de toros que está prohibida a nivel nacional como municipal. Lo que estamos haciendo es firmar un acta de compromiso con los organizadores (la junta de vecinos de Callapa, según un afiche) para evitar que se produzca esta corrida y poner en resguardo a los animales”, refirió el subintendente de San Antonio, Álvaro Molina.

De acuerdo con una nota institucional de la Alcaldía, en el lugar se evidenció que algunas personas que protestaban estaban en estado de ebriedad, esgrimieron insultos y empujones en contra de los funcionarios ediles.

Fueron parte del operativo: funcionarios de la Guardia Municipal, la Intendencia, Zoonosis además de miembros de la Policía Forestal y Medio Ambiente

De acuerdo con el afiche, los organizadores habían previsto la participación de “15 toros bravos” en el espectáculo de tauromaquia. Los funcionarios ediles hallaron a nueve bovinos en un camión y fueron devueltos la localidad de Achacahi, en el altiplano paceño, desde donde procedían.