ESPOSO E HIJA SUFREN SILENCIOSAMENTE EL ENCIERRO DE QUIEN DENUNCIÓ EL DESFALCO DEL BANCO UNIÓN

La pequeña de 3 años agarra con toda su fuerza entre sus bracitos la chompa de su madre, Carmen Vargas, que fue recluida en el penal por haber alertado sobre el desfalco al Banco Unión realizado por Pari. La niña junto a su padre esperan en la puerta de un juzgado para ver al menos unos minutos a Carmen.

Vargas y otros funcionarios del banco fueron acusados por el Ministerio Público por el delito de complicidad, determinándose enviarlos a la cárcel en septiembre del año pasado.

Carmen, que ocupaba el cargo de jefe de Agencias junto a su superiora, Marihela Valdés en el cargo de subgerente regional de Operaciones, investigaron y realizaron el cálculo inicial de 37,6 millones de bolivianos, que se presume fueron desfalcados al Banco Unión por el funcionario Juan Franz Pari.

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *