EJECUTIVO ENVÍA PROYECTO DE LEY DE ALIVIO TRIBUTARIO DEMANDANDO A LA ASAMBLEA SU APROBACIÓN URGENTE

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó que la presidenta Jeanine Áñez, envió al Órgano Legislativo, el proyecto de ley (PL) de alivio tributario y promoción de exportación de servicios, para su consideración y aprobación prioritaria.

“La presidenta Áñez envió a la presidenta en ejercicio de la Asamblea, Eva Copa una comunicación, declarando como ley de necesidad de urgencia económica, al proyecto. Es una facultad que tiene la Presidenta, de acuerdo al inciso 24 del artículo 162 de la Constitución Política del Estado para que la Asamblea, según su reglamento, deba tratarla con prioridad”, manifestó el ministro.

La ley fue recibida por la Asamblea, el pasado 4 de mayo. Según Ortiz, la normativa tiene dos componentes. Uno es el alivio tributario y el otro es buscar condiciones para genera nuevos empleos.

De acuerdo a este proyecto de ley, se considera “exportaciones” a la prestación de servicios de consultorías, profesionales, asesoramiento, asistencia técnica, peritaje, call center, creación diseño, desarrollo y producción de software.

“Tenemos muchas empresas bolivianas; por ejemplo, en Cochabamba, que desarrollan sistemas informáticos y exportan estos sistemas al exterior del país. Lamentablemente, hasta el momento, no son consideradas exportaciones y por eso le cuesta mucho competir en el exterior. Lo mismo pasa con estos centros de atención de llamadas (call center) que tienen un inmenso potencial de creación de fuentes de empleo, especialmente para personas jóvenes”, justificó el ministro.

Entre tanto, el viceministro de Política Tributaria, Sergio Villarroel, explicó que la ley prevé que todas aquellas empresas que tienen deudas con el fisco, puedan acogerse a ciertos beneficios eliminando la posibilidad de mantenimiento de valor, las multas y poder acogerse a un interés reducido del 2% cuando se hace el pago en efectivo y a un 4% cuando se hace un pago a cuotas.

“Esto va a significar una gran reducción en las deudas que tienen en estos momentos, tanto empresas como personas naturales con los Servicios de Impuestos. En esta parte, también está incluida la reducción de la prescripción de ocho a cuatro años y la posibilidad de ampliar el arrastre de deudas acumuladas de las empresas que antes era de tres a cinco años”, manifestó.

La última parte de la norma, tiene que ver con las exportaciones de servicios de software y centros de llamadas (call center). Según el viceministro, las principales características son que las exportaciones de estos servicios van a estar exentas del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto a las Transacciones (IT) y en algunos casos, cuando se verifique contratos en calidad de sucursales con empresas del exterior inclusive, van a pagar solamente un 4% del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE).

EL DEBER