DOS ACTIVISTAS BOLIVIANAS FUERON DETENIDAS UNA HORA TRAS MANIFESTARSE ANTE EL CARDENAL CON INSCRIPCIONES DE “BOLIVIA DIJO NO”. RESPONSABILIZAN DEL HECHO A LA EMBAJADA ANTE EL VATICANO

 

 

La periodista ecuatoriana y embajadora de Derechos Humanos en Italia, Alizia Erazo informó que un grupo de bolivianas este jueves tras el nombramiento en el Vaticano de Toribio Ticona Porco como Cardenal fueron a saludarlo, vistiendo poleras con la inscripción de “Bolivia dijo no” a consecuencia de esta incursión, dos ciudadanas bolivianas fueron detenidas por la Gendarmería Vaticana.

Erazo – que se presentó como una activista mundial de los derechos humanos – explicó en un mensaje a través de su muro de Faceebok, que se trata de Rosa Vaca y Stefanía Rosa, las que fueron retenidas durante una hora. Después de las gestiones realizadas por el abogado Fabrizio De Santis a solicitud de Erazo, fueron liberadas.

“Valió la pena, valió la pena llamar y hacer presión para que las dejen en libertad, porque era arbitraria la detención de las hermanas bolivianas”, manifestó a explicar que empleadas de la embajada boliviana ante el Vaticano gritaron “deténganlas, deténganlas” en tono de solicitud a la Gendarmería Vaticana que accedió a ese pedido.

La boliviana residente Jaqueline Olmos Roca relató que las connacionales llegaron de las ciudades de Roma, Milan y Bérgamo y lamentó la actitud poco tolerante de parte del embajador Julio Cesar Caballero, a quien atribuyó las gestiones para la detención.