CASO ALEXANDER: NECROPSIA DESCARTÓ LA VIOLACIÓN, PERO TRIBUNAL NO LE DIO VALOR

 

El Tribunal 10º de Sentencia, que condenó a 20 años de cárcel al médico Jhiery Fernández, tomó conocimiento de una necropsia realizada al cuerpo del bebé Alexander, en la cual se descartó que haya sufrido violación, sin embargo, no dio valor a ese estudio para su decisión final, informó el abogado Cristian Alanes, defensor del acusado.

Según Alanes, la forense María Ángela Terán realizó la necropsia al cuerpo del bebé y se presentó a declarar en el juicio. Afirmó que el Tribunal transcribió el testimonio de la especialista en su sentencia, pero no lo tomó en cuenta para su decisión, sino prefirió usar como fundamento científico el dictamen de la forense Ángela Mora, quien a criterio del jurista no tenía experiencia.

“En juicio (la forense Terán) ha venido a establecer de que, una vez de que ha realizado la necropsia, ha podido establecer que el bebé Alexander no ha sido víctima de agresión sexual, pero lamentablemente si bien (los jueces) transcribieron esta parte medular de su declaración en la sentencia, no la valoran y no le dan ningún tipo de asidero a esta declaración, pero sí le da lugar a una declaración y a una prueba pericial que realiza la doctora Mora que no tenía experiencia y no estaba registrada como médico forense y quien, en definitiva, ni siquiera ha contado con un requerimiento fiscal para poder hacer la evaluación médico forense a bebé Alexander”, dijo el abogado.

El caso recobró notoriedad luego que la jueza Patricia Pacajes, presidenta del Tribunal que sentenció a Fernández, fue grabada admitiendo que el médico es inocente. Según la grabación, la forense Mora se equivocó al certificar la violación, y la Fiscalía no podía cambiar de versión por lo cual inculpó a Fernández. También se insinúa que la médico fue encubierta por ser pareja del fiscal general, Ramiro Guerrero.

El abogado de Fernández recordó que la forense Terán, que hizo la necropsia, ofreció placas fotográficas para hacer un contraperitaje, pero la Fiscalía la amenazó con iniciarle procesos penales si es que presentaba las imágenes. “Así se ha manejado este proceso”, lamentó.

E lo que viene para adelante, Alanes manifestó que el audio de la jueza Pacajes, de ser cierto, no es prueba para la inocencia de su defendido, sino solamente sirve para desnudar la crisis en que se encuentra la justicia.

Destacó que la defensa tiene otras pruebas de que el médico es inocente y ni siquiera tuvo contacto visual con el bebé.

Explicó, sin embargo, que ya pasó la etapa de presentación de pruebas en el proceso contra Fernández, pero está en curso una apelación con la cual se pretende anular la sentencia y realizar un nuevo juicio, donde se podría presentar los elementos que prueben la inocencia del médico.

Además, reiteró que ya se presentó una solicitud de cesación a la detención preventiva que cumple por cuatro años Fernández. El abogado manifestó que la prioridad es que el médico salga de la cárcel y se anule el juicio, y que después se analizará un resarcimiento.

ERBOL

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *