BOLIVIA ES EL PAÍS DE LA REGIÓN QUE MENOS PRUEBAS DE COVID-19 REALIZA

Bolivia es en la región el país que menos pruebas realizó hasta ahora para la detección del coronavirus. Especialistas consideran que ésto podría derivar en la propagación de la enfermedad. El Gobierno reconoce el problema pero afirma que se habilitarán otros laboratorios y llegarán más reactivos.

“Bolivia es uno de los países que menos pacientes ha testeado. Hemos comenzado con un laboratorio, el Cenetrop, luego se habilitó el Inlasa. Después, el Ministerio de Salud autorizó a nueve laboratorios privados a realizar las pruebas”, dijo el presidente de la Sociedad Boliviana de Bioquímica Clínica (SBBC) y también presidente de la Confederación Latinoamericana de Bioquímica Clínica, Álvaro Justiniano.

Según datos proporcionados por la SBBC en Bolivia se hicieron sólo 52 pruebas por cada millón de habitantes. Esta cifra es baja si se considera las 1.843 pruebas que realizó Chile por millón de habitantes y de los ocho países de la región que están por encima del nuestro.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció criterios para realizar diagnósticos a través de las pruebas moleculares. En el país, pensamos que no hubo el volumen necesario de kits de diagnósticos y los laboratorios estuvieron sobrecargados por la gran demanda de los diferentes departamentos”, apuntó.

Justiniano agregó que la cuarentena que dispuso el Gobierno dio tiempo para que no se disemine, en gran cantidad, la presencia del virus pero manifestó su preocupación por que en ciertos departamentos del país no se efectúan esas pruebas.

“Cuando no se hacen las pruebas aparecen falsos silencios epidemiológicos, como que si virus no estuviera circulando y es peligroso. Ese panorama se debe a que no se hacen pruebas y no se identifican a los pacientes”, afirmó en referencia a Oruro y Beni.

Puso el ejemplo de Tarija donde hay más de 600 personas en observación y sólo se realizaron 30 pruebas. “Ese es un tema peligroso porque hay criterios y escuelas de opinión que recomiendan que se hagan testeo a personas que tuvieron contacto con pacientes sospechosos”.

El ministro de Salud, Marcelo Navajas reconoció, el domingo , que en un mes de cuarentena que vive en el país se hicieron 3.900 pruebas y que no fueron suficientes. “Hasta el día de ayer (sábado) hemos llegado a 3.900 pruebas. El número es bajo y estamos priorizando pacientes con ciertas características clínicas (…) Nadie está tratando de mezquinar una prueba, el que necesita se le hace y para nadie es desconocido que no podemos desperdiciar pruebas”, declaró en una conferencia virtual.

Informó que para revertir la situación se encuentran en fase de implementación laboratorios en Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca. Éstos se sumarán a los tres centros públicos que actualmente realizan las pruebas PCR: Inlasa en La Paz y Cochabamba, y Cenetrop en Santa Cruz. También -dijo- se habilitarán 10 laboratorios de diagnóstico con GeneXpert en el país.

Navajas dijo que con la implementación de los centros se podrán hacer 1.300 pruebas diarias.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que el país encargó 300 mil pruebas. “El mundo está compitiendo por reactivos y pruebas. Hemos encargado 100 mil pruebas para GeneXpert y 200 mil para PCR. Creemos que nos va llegar en unos 10 días esa cantidad; pero, mientras tanto, debemos usar las pruebas con racionalidad, para los casos que son sospechosos. Cuando lleguen los reactivos vamos a hacer pruebas masivas” afirmó. /Página Siete

0 0

También te podría gustar...