BANCOS INICIAN COBRO DE CRÉDITOS EN MEDIO DE DUDAS Y CRÍTICAS DE CLIENTES

Tal como lo establece el Decreto 4248, las entidades financieras comenzaron el cobro de las cuotas correspondientes a junio a prestatarios que cuenten con un ingreso fijo o cuyo saldo de endeudamiento sea superior a un millón de bolivianos. Pese a ello, persiste el descontento en gran parte de la población.

Una llamada o un mensaje de texto es el canal por el cual las entidades financieras recuerdan a sus clientes que deben realizar el pago. También invitan a analizar la modalidad de pago de los meses diferidos por la cuarentena del coronavirus (al final del plan de pagos, en pequeñas porciones, en un solo pago u otra modalidad).

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) informó a Los Tiempos que el diferimiento automático por el periodo compuesto por junio, julio y agosto no alcanza a los prestatarios que cuentan con un ingreso fijo proveniente del pago de salarios.

Sin embargo, Asoban precisó que el caso de las personas afectadas por despidos o reducción de salario o ingreso durante la emergencia sanitaria del coronavirus puede ser revisada en función a su nueva situación económica y laboral, “existiendo toda la predisposición para ayudar a las personas que enfrentan este cambio en su situación”.