ABUELA DEJA ENCENDIDA LA VELA Y MUERE CARBONIZADA

 

Con quemaduras en la cara, cabeza, brazo y pierna derecha, así terminó una ancianita de 93 años después de dejar por olvido encendida una vela en su cuarto que provocó un incendio. La desgracia se registró en Cochabamba.

Según el hijo mayor de Margarita Rebollo Mamani,  su madre se entró a dormir el domingo a las 20:00 horas, prendió una vela, aparentemente para iluminarse, la puso sobre su velador y se recostó en la cama.

Por la edad, doña Margarita se quedó dormida, la llama de la vela ardió hasta consumir toda la cera, la mecha encendida en el velador provocó que arda el velador y se produzca un incendio que avanzó hasta la cama donde dormía la adulta mayor.

A las cuatro, al sentir un olor a quemado, el hijo de la víctima se despertó y al salir de su cuarto vio que salía bastante humo negro de la habitación de su madre.

Cuando entró, su mamá ya estaba muerta y semicarbonizada.

El fuego había consumido el colchón y todo un lado de la cama de madera.

El comandante departamental de la Policía Vladimir Pol, informó que el incendio se produjo entre las tres y cuatro de la madrugada en una vivienda del barrio IMBA.

Margarita Rebollo Mamani falleció debido a una intoxicación por monóxido de carbono (humo) y quemaduras en el cuerpo, señala el informe médico forense.