PRESIDENTE DEL COMITÉ CÍVICO DE TARIJA DENUNCIA «CACERÍA DE BRUJAS» POR PARTE DEL GOBIERNO NACIONAL

El presidente del Comité Cívico de Tarija, Adrián Ávila, denunció persecución política de parte del Gobierno Nacional, toda vez que realiza una «cacería de brujas» para acallar a todo aquel que piense diferente a ellos o se oponga a sus decisiones. En ese marco, mencionó el caso del presidente cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien fungía como gerente de la Caja Petrolera de Salud (CPS), pero se lo destituyó. Pero, además indicó que se está persiguiendo a dirigentes universitarios.

Ávila sostuvo que no tiene miedo, ya que se defenderá, si es necesario en estrados judiciales, pero además porque está seguro que la población no permitirá más abusos de parte del Gobierno y de la Policía boliviana.

«Realmente es anecdótico escuchar que 15 meses (el gerente de la CPS) no asistió a su fuente de empleo. Al tercer día ya hay sanciones, a la semana ya hay sanciones, no entiendo cómo pudieron esperar 15 meses para recién tomar medidas, realmente es para mí, una payasada, es parte de la persecución policial y política que ha iniciado el Gobierno en nuestro país», dijo.

El presidente cívico informó que mañana se reunirán en Potosí en una reunión nacional de cívicos para determinar las acciones que asumirán en torno al paquete de leyes.