MURIÓ MARIE FREDRIKSSON, LA CANTANTE DE ROXETTE

La cantante Marie Fredriksson, integrante del grupo Roxette -que conformaba junto con Per Gessle-, murió la mañana de este lunes 9 de diciembre en Suecia, donde luchaba desde 2002 con un tumor cerebral. La artista tenía 61 años. La información fue confirmada por su gerente de prensa, Marie Dimberg: “Con gran tristeza tenemos que anunciar que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió la mañana del 9 de diciembre por su antigua enfermedad», escribió en un comunicado.

La enfermedad de Fredriksson fue descubierta el 11 de septiembre de 2002 cuando “comenzó el infierno”, según las propias palabras de la compositora. Todo sucedió de manera paulatina. Primero empezó a olvidarse las letras de sus propias canciones. Hasta que una mañana se desmayó en su propiedad y se encendieron las alarmas. Cuando se despertó estaba en un hospital y le dieron la noticia más dura: tenía cáncer cerebral.

Los médicos creían que la cantante no iba a sobrevivir mucho más que un año a partir de entonces. Sin embargo, sorprendió a todos. Tuvo que enfrentarse a una gran dosis de medicamentos, sesiones de radioterapia, complejas operaciones. Pero a pesar de la supervivencia que experimentó, las secuelas en su cuerpo eran evidentes. Experimentó, en estos 17 años, problemas en el ojo derecho, desajustes auditivos, motores, de orientación y de memoria. En 2007 volvió a los escenarios.

Fredriksson nació el 30 de mayo de 1958 en el sur de Suecia, comenzó su carrera musical en la cercana Halmstad, donde se hizo amiga de su futuro compañero de Roxette. Después de un exitoso debut en solitario en 1984, la cantante se convirtió en una de las artistas más queridas y exitosas de su país. En 1986 iniciaron junto con Gessle su plan más ambicioso: trascender las fronteras, y juntos comenzaron un viaje histórico que en los próximos años los convertiría en unos de los artistas pop más grandes del mundo.

Uno de sus temas icónicos fue el que quedó relacionado para siempre con una película que también haría historia, Pretty Woman, en la que se escucha “It Must Have Been Love”, leit motiv de las escenas románticas y de buena parte de la historia que inmortalizaron Julia Roberts y Richard Gere, más allá del éxito de Roy Orbison que lleva el mismo título que el filme. Junto con “The Look”, “Joyride” y “Listen to your heart” conforman el cuarteto de canciones de Roxette que llegaron al número 1 de Billboard. Además, “Dangerous” y “Fading Like A Flower (Every Time You Leave)” alcanzaron el número 2.

Infobae