MÉDICOS RECOMIENDAN EVITAR EL USO DE ESTUFAS ELÉCTRICAS Y A GAS EN CASA

 

 

Ante el descenso de las temperaturas por la llegada del invierno, el responsable de consulta externa del hospital Municipal La Merced, Miguel Geppert, recomendó a las familias a evitar el uso de estufas eléctricas o a gas si en el hogar hay adultos mayores, niños o personas propensas a afecciones respiratorias.

Según el galeno, estos equipos no cuentan con termostato lo que genera ascensos de temperatura muy violentas y sin medición exacta lo que puede generar problemas en la salud de la gente.

“Es aconsejable a las personas que tienen cierto nivel de afecciones y las personas mayores de 60 años y lugares donde hay niños eviten por completo estos mecanismos”, enfatizó el galeno.

Según norma internacional, una temperatura agradable y tolerable para el cuerpo humano debería estar en 25 grados centígrados y una humedad relativa de 50 a 70 % el ambiente; sin embargo, dichos dispositivos no cuentan con un mecanismo para medir esa temperatura.

“Pasado los 25 grados el cuerpo pierde la propiedad de defenderse (…) porque no es una temperatura normal, estos implementos suben la temperatura de forma rápida, no hablamos de estar en Santa Cruz y tolerar 30 grados en una etapa continua, incluso en Santa Cruz cuando viene un surazo con cambios violentos vamos a enfermarnos”, explicó.

Geppert complementó que los dispositivos eléctricos si bien no producen mucho “sustrato tóxico”, es decir, no liberan dióxido y ni monóxido de carbono, emanan un gas que remplaza al oxígeno en los pulmones y puede llevar a que se bloqueen y afectar la normal oxigenación.

Con dicho dispositivo también se corre el riesgo de que se produzcan cortocircuitos y por ende incendios.