LA FINAL BOCA- RIVER SE SUSPENDIÓ POR FUERTES LLUVIAS, EXTRAOFICIALMENTE SE CONOCE QUE ESTE SE REALIZARÁ MAÑANA DOMINGO A LAS 15:00

 

La final tendrá que esperar. La lluvia se transformó en el enemigo inesperado de la definición de ida de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, que debía disputarse hoy a las 16 horas. Las intensas precipitaciones anegaron la cancha de La Bombonera.

La determinación se adoptó después de la visita de inspección que realizaron el equipo referil a cargo del chileno Roberto Tobar y las autoridades de la Conmebol. La revisión determinó que no están las condiciones para garantizar que la integridad física de los futbolistas no corre riesgo.

Aunque la Conmebol aún no informa acerca de la reprogramación del partido, extraoficialmente se conoce que este se realizará mañana domingo a las 15:00.

El partido es esperado por miles de aficionados del fútbol e hinchas porque será la primera vez en la historia de la Copa Libertadores que un clásico local alcanza dimensiones continentales. La «megafinal», como la han llamado en Argentina, ha paralizado al país sudamericano.