UN MUSEO DE PIEZAS METÁLICAS RECICLADAS CONQUISTA A TURISTAS EN EL SALAR DE UYUNI

«Somos una alternativa de turismo en un municipio que vive del turismo: Uyuni”. Así sintetiza su idea Gonzalo Llampa Condori, representante de Metal Art Uyuni, el museo de arte metálico en base a chatarra que se ha abierto en el Salar.

Otro de sus objetivos es contribuir al medio ambiente, ya que se recoge chatarra tirada en las inmediaciones del Salar y se la convierte en piezas únicas de arte, para deleite de los turistas que concurren en grandes cantidades a este destino, considerado el principal del país.

Caballos, cóndores, venados, lobos construidos con pedazos de maquinaria. Un muy realista cocodrilo. Diablos y monstruos. Personajes de la ciencia ficción contemporánea. Todo esto puede encontrarse en este museo uyunense, detalla la agencia ANF.

“Los turistas son amantes del reciclaje, así que esta es una combinación innovadora y atractiva para ellos”, resume Llampa, que inició esta aventura hace tres años, junto a un grupo de artistas locales. 

El museo recibe contribuciones de los visitantes, pero las piezas que exhibe no son para la venta. 

“Hay una linda aceptación de los turistas. Nuestra iniciativa ayuda a reactivar la economía y genera más trabajo”, afirma Llampa.

Las obras más grandes, requieren la participación de más personas. Los cinco artistas que ahora colaboran en Metal Art Uyuni son uyunenses de nacimiento, universitarios que cotidianamente se dedican a la mecánica y la soldadura, y que, en su tiempo libre, hacen arte. El museo es uno de los atractivos no naturales, por decirlo así, o culturales, que forman parte del destino turístico boliviano por excelencia. El otro es el cementerio de trenes.

La muestra permanente del museo ha merecido varios reportajes de prensa, porque tiene indudable originalidad. “Nos hemos hecho conocer por televisión en todo el país. Nuestro trabajo les ha fascinado”, asegura Llampa.

Este emprendimiento es uno de los 15 finalistas del concurso Emprende Ideas organizado por la Fundación Samuel Doria Medina Arana. Si ganaran alguno de los premios en efectivo del concurso, lo emplearían en ampliar esta influencia con acciones de marketing, mejoramiento de su página web, publicidad y logística“Queremos levantar este museo para que esté en la talla de los museos internacionales”, finaliza Llampa.

RED UNO

0 0

También te podría gustar...