«ERAN SU MUNDO»: PERDIÓ A SUS DOS PEQUEÑOS INTOXICADOS POR INHALAR EL HUMO DE UNA K’OA

Una tragedia se registró este fin de semana dos niños de 1 y 4 años murieron intoxicados por la inhalación del humo de una k’oa, que la madre de los pequeños dejó encendida dentro la habitación. La progenitora de los menores sobrevivió.

La mujer fue internada en el Hospital Cochabamba y los cuerpos de los niños fueron llevados al Instituto de Identificaciones Forenses (IDIF), el hecho ocurrió la noche del viernes 6 de enero, los vecinos se percataron este sábado y llamaron a la Policía.

«La madre ingresó con un diagnóstico de intoxicación por monóxido de carbono, se encontraba delicada. La paciente se ha ido estable, caminando, no quiso ser internada, insistió en salir del nosocomio, rechazó la internación. La madre atraviesa un fuerte cuadro de depresión y fue derivada a un neumólogo, en un tercer nivel», remarcó el médico de turno. 

La madre de un niño y niña, dejó el brasero sin apagar dentro de la habitación, ocurrió en Villa Coronilla calle Bartolome Guzman y Tihuanaku. El papá de las víctimas no estaba en su casa, había ido a trabajar al trópico.

Personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y la Fiscalía realizaron la revisión de cámaras de seguridad, con la finalidad de descartar hechos de violencia o consumo de bebidas alcohólicas. Descartando de esta manera un caso de infanticidio.

Silvia Catari Nina de 27 años, era una madre dedicada a sus hijos, no consumía bebidas alcohólicas y para apoyar a su pareja trabajaba, realizaba trabajos esporádicos en una tienda cerca a su vivienda. Quienes la conocen cuentan que su prioridad siempre fueron sus hijos, pero la noche del 6 de enero los perdió, al dejar mal apagado un brasero.

Quienes conocieron a los niños los recuerdan como aquellos pequeños que corrían dentro de una tienda y daban alegría al lugar.

La madre aún continúa en shock, no puede creer que perdió a sus dos pequeños. La familia era oriunda de Oruro, y en el entierro se vio mucho dolor por parte de los asistentes, el padre de los niños se mostró totalmente desesperado, en llanto abrazaba el ataúd de sus hijos. 

RED UNO

0 0

También te podría gustar...