LEOPOLDO FERNÁNDEZ NO SE ACOGERÁ A LA AMNISTÍA, QUIERE ENFRENTARSE A SUS JUICIOS

El exprefecto de Pando, Leopoldo Fernández, seguirá defendiéndose de sus procesos judiciales en libertad para demostrar su completa inocencia de los supuestos delitos que se lo acusa en su contra en el caso “Porvenir”.

Darío Cuellar, familiar de la exautoridad de Pando, explicó que se cambió las medidas sustitutivas de Fernández, de detención domiciliaria a libertad irrestricta, para que pueda defenderse y demostrar su libertad.

Cuellar, en entrevista en el programa “Sin tacos ni corbata” de radio Luis de Fuentes, indicó que Fernández desde un principio se declaró inocente de sus acusaciones en su contra del caso Porvenir, y se sigue manteniendo en esa postura.

Mencionó que la exautoridad esperaba que pasaría tiempo para que vuelva a recuperar su libertad como ocurrió hace días.

Recordó que él le llevó algunos muebles, cuando Fernández estaba en una celda en el penal de Chonchocoro, y que este momento fue el más duro que vivió la exautoridad cuando se encontraba en un recinto penitenciario.

“Él estaba incomunicado, incomodó y tuvo una mala experiencia, el señor que estaba en frente de él, con quién entabló una buena amistad, se suicidó, porque dijo que no podría concebir una vida sin su padre, que era Fernández, como te digo para él Chonchocoro fue lo más duro”, dijo.

Explicó que Fernández se encuentra en la ciudad de La Paz, y tiene pensado retornar a Pando, no obstante, indicó que luego del caso Porvenir, hay otros tres juicios más que tiene que enfrentar.

Comentó que hace tres años cuando Fernández retornó a Pando, para la reconstrucción del caso Porvenir, hubo gente que le esperaba, más de 500 personas a quienes le saludó la exautoridad, y otras más que se encontraban fuera donde él se encontraba.

Señaló que el exprefecto de Pando no quiso acogerse a la amnistía que dio el Gobierno Central transitorio, y que logró su libertad irrestricta defendiéndose, y lo seguirá haciendo en los siguientes días de la misma manera.

“Lo costó mucho la cárcel, lo primero que lo pasó fue una tuberculosis hepática, que por eso él sale, pero, cuando se hizo una ecografía, lo encontraron algo extraño en el riñón, y pidieron que se interne inmediatamente, y al final fue cáncer, y gracias a Dios está encapsulado, le sacaron su riñón y continúa con su vida, pero sigue siendo enfermo con cáncer y tuberculosis”, explicó.

Cuellar aseveró que Fernández nunca dejará la política, pese a que estima que no será candidato en las siguientes elecciones.

Mencionó que los líderes de Pando fueron golpeados en la gestión de Gobierno de Evo Morales, porque Juan Ramón Quintana estaba a cargo de este departamento por el MAS, que lo tomó muy personal el tema político en esta región.

Acotó que la reconstrucción de Pando debe de ser mediante un nuevo pacto fiscal, debido a que este departamento no es el mismo desde hace 11 años, debido a que creció en población.

EL APUNTE

Por otra parte, Cuellar resaltó la gestión de la Presidenta transitoria del país, debido a que tiene una buena relación con los actores sociales.

“Entendió perfectamente su rol, claro ejemplo las decisiones que ha tomado”, aseveró, a tiempo de mencionar que está convencido de que la unidad es el camino para que Bolivia mande un mensaje fuerte al mundo de que no hubo un golpe de estado en octubre.