DUEÑA DE CASA ECHA A LA CALLE A INQUILINA CON 4 HIJOS Y DEFENSORÍA INTERVIENE

Cristina Q.R. habitaba una vivienda en Villa Pagador desde hace cuatro años. La dueña de casa le insistió a que desocupe y consiguió su objetivo el 13 de abril, desalojando a la mujer y sus cuatro hijos de 11, 9, 7 y 4 años.

Cuando la familia salió a buscar otro lugar donde vivir, la dueña de casa Carmen V. cambió de candado a la puerta y al retornar Cristina y sus hijos no les permitió ingresar ni siquiera para recuperar sus pocos bienes.

Anoticiado de este caso, el delegado por Cochabamba del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, reprochó el desalojo de la mujer y sus 4 hijos e inició acciones inmediatas.

Carmen le exigía a Cristina el pago del alquiler para permitirle recoger sus pertenencias. La afectada indicó que tras lo sucedido una familia solidaria le habría brindado dos habitaciones para que viva junto a sus hijos sin costo alguno.

Ante esta situación, se hicieron gestiones defensoriales inmediatas para que personal del Servicio Legal Integral Municipal del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba, disponga de personal de Trabajo Social y Área Legal para que realicen las gestiones que corresponden para su protección ante el desalojo.

Cox aseveró que en estos momentos de cuarentena que estamos atravesando por causa del COVID-19, se debe priorizar la protección del derecho a la vivienda digna de todas personas en situación de vulnerabilidad, como es el caso de una mujer con sus cuatro hijos, a quienes claramente se vulneraba sus derechos e incumplía la normativa de prevención para quedarse en casa por el periodo que dure la emergencia sanitaria.

Asimismo, instó a la sociedad y a las autoridades municipales y departamentales para que entre tanto no exista una regulación específica del Gobierno central, se pueda llegar a encontrar una comprensión y tolerancia adecuada de la realidad socioeconómica por la cual estarían atravesando algunas familias cochabambinas, más aún cuando se trata de mujeres y madres que se encuentren viviendo en una condición de alta vulnerabilidad. /Opinión