CONAMYPE: QUEBRARON 100 MIL MICROEMPRESAS EN LA CUARENTENA

El presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Conamype), Néstor Conde, advirtió que 100.000 unidades productivas cerraron en este tiempo de cuarentena porque ya no pueden sostener los emprendimientos. Piden una reunión con la Presidenta, quien ayer anunció el «Plan empleo» de apoyo a ese sector.

«Son 100.000 unidades productivas o pequeñas empresas formales e informales que se cerraron por quiebra y eso generó un desempleo de al menos 600.000 personas. Estamos obligados a tomar esa medida porque no tenemos ninguna alternativa, ya no es sostenible continuar y nos comimos nuestro capital», declaró el dirigente.

El Gobierno dispuso que ningún trabajador del sector público o privado del país sea retirado debido a esta cuarentena. Sin embargo, sólo el 30% de las micrempresas tienen todos sus documentos en orden.

«En total, trabajan alrededor de 600.000 microempresas en el país de las cuales 180.000 son formales y que tributan al Estado. En promedio, cada una de ellas llega a tener tres trabajadores y contamos con alrededor de 1,5 millones de empleados», añadió el ejecutivo.

Los sectores de la microempresa más afectados por la cuarentena son las manufacturas, textiles, maderas, cueros, metal mecánica. «Los marmoleros de Santa Cruz, por ejemplo, me hicieron llegar su preocupación por el cierre de sus empresas y esta situación es preocupante en todos los sectores», añadió.

El dirigente advirtió que de prolongarse la cuarentena total hasta fin de mes otras 100.000 microempresas también se cerrarían. «Lamentablemente, nosotros debemos cubrir nuestros costos con nuestro capital. Las que aun trabajan, estamos al borde de la quiebra y eso es lo que no queremos», advirtió.

En el paquete de medidas económicas ante la prolongación de la cuarentena, el Gobierno presentó ayer el «Plan empleo», dirigido a las micro, pequeñas y medianas empresas del país. El programa incluye dos puntos: 1. La creación de un fondo de 1.500 millones bolivianos que serán destinados a garantizar las operaciones de las micro, pequeñas y medianas empresas. 2. Los préstamos del fondo a los que accederán las unidades productivas serán entregados a cinco años plazo, con un primer año de gracia.

Se prevé que 720.000 micro, pequeños y medianos empresarios accedan al fondo para garantizar sus operaciones y las fuentes de empleo. Aún así, el sector dejó ayer una carta se solicitud de reunión con la Presidenta. /Página Siete