BOLIVIA SE ALISTA PARA UNA CUARENTENA CONTROLADA POR SUS MUNICIPIOS

Bolivia cumple este domingo la última jornada de la cuarentena rígida para iniciar desde el lunes una «dinámica» en la que las gobernaciones y los municipios tendrán la responsabilidad de controlar la propagación del Covid-19, además de establecer cierta flexibilidad de las actividades.

«La responsabilidad de abrir ciertos lugares, de dar mayor movilidad, mayor trabajo, (de) apretar en otros, es de los gobiernos municipales y los gobiernos departamentales», dijo a los medios el ministro de Gobierno, Arturo Murillo en Cochabamba.

Murillo mencionó que la población boliviana está «aprendiendo a convivir con la enfermedad» y que la cuarentena dinámica, que establece la progresiva normalización de las actividades en función al grado de riesgo de las jurisdicciones, evitará que el número de contagiados se «dispare».

El jueves pasado el Ministerio de Salud publicó un estudio en el que se clasifican los municipios de riesgo elevado, medio y moderado, según variables epidemiológicas y de población. La misma determinó que de las 339 jurisdicciones municipales, 68 están en la categoría de riesgo alto de contagio, 152 en riesgo medio, mientras que las restantes en moderado.

Los municipios con riesgo medio y moderado podrán, a partir del lunes, pasar a un modelo más flexible de cuarentena con jornadas laborales presenciales reducidas y ciertas licencias de circulación de vehículos, entre otras, esto dependerá de sus autoridades departamentales y municipales. Al respecto, de momento, ningún municipio ha determinado flexibilizar la cuarentena en sus regiones. Santa Cruz, El Alto y La Paz, tres de las ciudades más pobladas del país, son algunas de las regiones que ya anunciaron que no flexibilizarán las medidas y que los controles para el cumplimiento de un confinamiento riguroso se mantendrán hasta el 31 de mayo.

PÁGINA SIETE