FEDERACIÓN DE TRABAJADORES CONSTRUCTORES DE TARIJA DECLARAN PERSONA NO GRATA AL ALCALDE RODRIGO PAZ, POR SU MAL ACCIONAR CON UN COMPAÑERO ALBAÑIL

La Federación Sindical de Trabajadores Constructores de Tarija a través de un pronunciamiento público declararon al alcalde de Cercado, Rodrigo Paz, persona no grata, por lo que consideran actitud denigrante contra un compañero albañil, que solo quería preguntar por la canasta alimentaria. El sector determinó dar voto castigo a la autoridad por su mal accionar con las personas necesitadas.

El ejecutivo del sector, Carlos Salvatierra, sostuvo que la mayoría de los trabajadores constructores son personas de escasos recursos, que si no trabajan un día, a la jornada siguiente no tienen que comer.

«Hablemos del señor alcalde que denigró la integridad de un trabajador constructor y eso daña mucho la institucionalidad de la Federación de Constructores de Tarija (…), el compañero ha ido a reclamar que le lleven su canasta alimentaria a su domicilio o que le den una canasta para aguantar el confinamiento, los constructores viven del día, y si no trabaja un día, no tienen que comer, así de simple», manifestó Salvatierra.

El día de ayer el sector tuvo una reunión virtual donde se declararon en emergencia y determinaron dar un voto castigo a la autoridad municipal. La carta será presentada a nivel nacional. Según Salvatierra, las canastas alimentarias se entregan a las personas que son afines a su partido político, asalariadas y no a los más necesitados.

«Se dedican a repartir sus canastas, dicen solidarias pero la verdad nosotros los que vivimos del día vemos que esas canastas llegan a gente que tiene recursos, gente asalariada, o tal vez serán partidarios, nosotros no estamos entrando al tema de la política, lo único que pedimos a las autoridades es que escuchen a la gente», agrego.

El sector cuestionó que la Central Obrera Departamental (COD) de Tarija no toma cartas en el asunto, por ello pidieron que los dirigentes dejen sus cargos si no están en la capacidad de defender a los sindicatos afiliados: «Sino están capacitados para manejar la representación de la clase trabajadora den un paso al costado y renuncien», afirmó Salvatierra. 

«Nos están obligando a morir de hambre dentro de nuestras casas, esa es la preocupación, no solo del sector constructor, sino mucha gente que está muriendo dentro de sus domicilios y nuestras autoridades asalariadas, bien gracias, solamente un saludo a la bandera y se van a repartir un kilo de arroz», finalizó.